Las mujeres actúan más tiempo en las redes sociales y usan más los dispositivos móviles. Actualmente si hablamos de mujeres y tecnología, las cifras y la realidad toman varios caminos.

 

Por ejemplo, las empresas de tecnología con mujeres al frente, generan un retorno de la inversión 35% mayor y 12% más de beneficios que las conducidas netamente por hombres. Además, por naturaleza, las mujeres tienden a ser líderes en las redes sociales. Las mujeres actúan más tiempo en ellas, usan más los dispositivos móviles para acceder, consumen más noticias, interactúan más con las marcas y aceptan más ofertas que los hombres. Sin embargo, la participación femenina en el sector tecnológico se encuentra detenida: En Europa y Estados Unidos la presencia de mujeres en estas empresas no supera el 25%. De cada 100 desarrolladores de aplicaciones en el viejo mundo, sólo 9 son mujeres y hay apenas un 19% de directivas y de emprendedoras. De esta forma, el sector no se vale del gran potencial emprendedor de las mujeres y su capacidad de liderazgo.

 

América Latina tampoco está aprovechando el poder femenino y el potencial que hay: un estudio del Banco Mundial, indica que la productividad en la región podría aumentar un 25% si se impulsara la capacidad emprendedora de las mujeres, quienes representan más del 40% de la población económicamente activa en Latinoamérica, pero cuyo aporte como emprendedoras se reduce al 15%.

 

Además, las latinas tienen una fuerte tendencia por la innovación tecnológica, característica que las vuelven destacadas candidatas para insertarse en el sector. Por otro lado Nielsen confirma que en Latinoamérica también son las mujeres quienes se sienten más atraídas hacia el uso de smartphones (77% vs 55%), y son mayores usuarias de redes sociales y aplicaciones móviles.

 

Fuente: http://www.puromarketing.com/

Escrito por: Amelia Agudelo