Lección 9.

La web 3.0 – La web semántica

Actualizado: Mayo de 2018

En las lecciones anteriores el equipo de SM Digital ha realizado un breve recorrido sobre las etapas de la web. En esta nueva lección exploraremos la etapa de la Web 3.0, analizando sus principales características y lo que significa dentro del mundo digital.

Ya hemos visto cómo a medida que su uso se empezó a masificar, la web se fue transformando de acuerdo al comportamiento y necesidades de los mismos usuarios.

Obviamente, esto llevó a grandes cambios en el comportamiento de las marcas con respecto a sus consumidores, pasando de ser generadores de contenido que los usuarios consumían (en la Web 1.0) a propiciar la generación de contenido por parte de los usuarios (en la Web 2.0).

sm-digital-blog

Hablaremos entonces de la siguiente evolución de la Web, donde el gran protagonista es la data y cómo, a través de sistemas avanzados, esta se organiza de forma tal que los usuarios mejoran su calidad de vida, al facilitar la toma de decisiones y el tiempo que normalmente estas conllevan

 

“En la Web 3.0 la data es protagonista, todo el comportamiento de los usuarios mientras navegan y utilizan servicios online es almacenado y utilizado para facilitarle la toma de decisiones.”

 

La característica principal de esta etapa de la web es el exceso de información. Todo el comportamiento de los usuarios mientras navegan por la web y utilizan sus servicios online va quedando registrado, pero el problema es darle un uso adecuado a esta información.

Inclusive para los mismos usuarios el exceso de información se convierte a veces en un impedimento, más que en una ventaja. Por ejemplo, hace unos años planear un viaje de vacaciones por internet tomaría unos 23 días, mientras que hoy necesita unos 45 días en promedio. Al haber más información por considerar, la toma de decisiones es más lenta.

La web 3.0 y el Big Data

Es en la Web 3.0 donde aparece, entonces, lo que llamamos el Big Data, que no es otra cosa que la clasificación y organización de una gran cantidad de información, con el objetivo de facilitarnos la vida. Justamente, gracias al Big Data, la web pasa a entenderse como un asistente personal en línea, de manera que el mismo usuario es el que realiza la búsqueda y análisis de esta información.

La aparición de tecnologías como Siri (de Apple) o Google Now (de Google) convierten al celular literalmente un asistente virtual en el bolsillo, e integran toda la experiencia de consumo de contenido en la web en un proceso completamente personalizado.

De esta manera, los dispositivos entienden el comportamiento del usuario y empiezan a crear de manera inteligente un perfil, tanto para organizar como para ofrecer la información acorde con las necesidades y patrones de comportamiento de cada individuo.

Próximamente veremos que la inteligencia artificial tendrá la capacidad de realizar tareas por nosotros, como llamar por teléfono para hacer una reserva en un restaurante o agendar una cita en la peluquería, como se puede ver en este experimento mostrado por Google en su I/O Conference de 2018:

 

La Web 3.0 (2015 a 2025) – Las marcas responden de forma inteligente a las necesidades de los usuarios.

Con la implementación de técnicas de web 3.0 a la data, nace el concepto de inteligencia artificial que también se denomina analítica predictiva, de manera que las marcas asimilan la conducta de los usuarios, haciendo uso de procesos automáticos para adaptarse a sus necesidades y gustos. Esto se puede ver de manera palpable en industrias como el turismo, los seguros, los servicios públicos, el entretenimiento, los servicios financieros, etc.

sm-digital-blog

Por ejemplo, cuando haces una compra a través de un portal como Amazon, haciendo uso de la información de compra de otros usuarios, el sitio web te sugiere otros productos afines para complementar el que acabas de comprar. O cuando ingresas a un servicio de contenido de video como Netflix, recibes sugerencias de películas o series nuevas para ver, de acuerdo a la calificación que le has dado a otro contenido que has visto antes.

La web 3.0 y los wearables

 

Toda esta cantidad de información que se percibe a partir del comportamiento de los usuarios es más fiel aún con la aparición de los dispositivos wearables, es decir, en forma de un objeto que se lleva consigo, como los relojes inteligentes. Estos dispositivos están todo el tiempo conectados a internet enviando información sobre los lugares donde el usuario va, los hábitos de consumo, el estilo de vida, etc.

De igual manera, internet ha llegado a objetos de uso común como el carro o los electrodomésticos, ampliando aún más la capacidad de obtener información en tiempo real sobre el comportamiento de los usuarios. A esta característica de la Web 3.0 se le conoce como Internet of Things (internet de las cosas). Según proyecciones de Cisco, para el año 2020 se alcanzarán los 50 billones de dispositivos conectados a internet, todos generando datos y aportando información de los usuarios.

 

La web 3.0 y el Internet de las cosas

 

En resumen, podemos decir que los dos objetivos principales de las marcas en la web 3.0 son ahorrarle tiempo a sus usuarios y hacerles la vida más fácil.

 

“En la web 3.0 la construcción de internet vuelve al back-end.”

 

Si deseas conocer más sobre la Web 3.0 te recomendamos los siguientes artículos que encontrarás en el blog de SM Digital:

 

No te pierdas las próximas lecciones de nuestro Curso de Marketing Digital que el equipo de SM Digital te trae para compartir cultura y conocimiento sobre el marketing para un mundo digitalizado. ¡Quédate conectado!