Lección 43

Twitter

¡Seguimos adelante con nuestro Curso de Marketing Digital! Hemos comenzado a explorar el amplio mundo de las redes sociales y su papel como herramientas para conseguir los objetivos de una estrategia digital. En la lección anterior el equipo de SM Digital hizo un recorrido breve por las diferentes posibilidades que ofrece Facebook, también conocida como la red de redes. En esta nueva lección hablaremos acerca de otra de las redes más queridas por los usuarios de la web: Twitter. ¡Bienvenidos!

 

¿Por qué Twitter nos parece tan raro?

 

Twitter fue creada en marzo de 2006, un par de años después de Facebook, y es la reina de la tendencia de contenido conocida como microblogging, que consiste en publicar mensajes de texto muy cortos que quedan guardados en el perfil del usuario y que son visibles en una línea de tiempo para sus seguidores. En un principio, la cantidad de caracteres en un tuit estaba limitada a 140 caracteres, pero desde finales del año 2017 esta cantidad se duplicó, quedando en 280 caracteres por tuit, una medida que no dejó de levantar cierta polémica entre los tuiteros más acérrimos.

 

Y es que, si bien Twitter no tiene una cantidad tan alta de usuarios, como los que ostenta Facebook o Instagram, sus casi 500 millones de usuarios son fieles defensores del formato de esta red social y son los que enriquecen la dinámica de la red con sus aportes en tiempo real sobre lo que está pasando a su alrededor. Además, su impacto en

diferentes ámbitos sociales, como el deporte, la cultura y la política, es innegable.

 

Aunque la dinámica de seguidores, marcado de favoritos y replicación de contenidos (o retuits) es relativamente sencilla, son muchos los usuarios que no logran identificarse fácilmente con el estilo de la plataforma. Puede ser por la marcada diferencia con otras redes, como Facebook o Instagram, por lo efímero de las interacciones o por una especie de sinsentido que rodea la experiencia en Twitter en los primeros días. En todo caso, démosle un vistazo rápido a la anatomía de un tuit, para poder ubicarnos en el contexto del contenido de esta red social.

 

Anatomía de un tuit

 

Los componentes principales de un tuit por lo general son los siguientes:

 

    • El nombre de usuario: el nombre de usuario siempre aparece referenciado en Twitter con una @, en este caso nuestro nombre de usuario es @SMDigital. Se pueden utilizar caracteres alfanuméricos, incluyendo letras en mayúscula, y algunos caracteres especiales, como guión (-) y guión bajo (_).
    • El contenido del tuit: como ya mencionamos, este puede contener hasta 280 caracteres y dentro del texto se pueden intercalar emoticones.
    • Las menciones: una mención consiste en referenciar a otro usuario de la red social en un tuit. Esto se puede realizar simplemente insertando su nombre de usuario en el mensaje. En el tuit de ejemplo que puedes ver a continuación, estamos mencionando a Cerveza Corona (@corona).
    • Los hashtags: estas son etiquetas que permiten seguir temas de conversación en toda la red y se reconocen por estar precedidas del caracter numeral (#). En el ejemplo estamos usando el hashtag #TendenciasDigitales2018. Los hashtags no pueden contener espacios, por lo que se recomienda identificar las palabras con una mayúscula inicial. Al hacer clic en un hashtag, Twitter mostrará una sección con los tuits que se estén realizando sobre ese tema.   

 

  • Los adjuntos: un tuit puede tener imágenes adjuntas en diferentes formatos (jpg, png, gif). También puede tener video o links desde otros sitios web. En el tuit que estamos usando como ejemplo se puede apreciar una fotografía adjunta al tuit.

 

  • La información del tuit: adicional al contenido del tuit como tal, se muestra la cantidad de me gusta y de retuits que ha obtenido, así como la cantidad de comentarios que otros usuarios han dejado en este tuit.

 

Así que, como puedes ver, la anatomía de un tuit no es nada del otro mundo. Sin embargo, Twitter sigue siendo en muchos sentidos un terreno inexplorado para muchas marcas. A continuación, veamos algunas de las herramientas que proporciona Twitter y que la convierte en un activo a considerar muy seriamente dentro de una estrategia de marketing digital.

 

Herramientas de Twitter para el marketing digital

 

Twitter es una de las herramientas más adecuadas para ejecutar estrategias de real time marketing, pues la dinámica de la red social se basa precisamente en reacción inmediata a lo que está pasando en el momento. Volviendo a la idea que vimos en la primera lección de este módulo, involucrarse en la conversación de Twitter requiere ser capaz de generar contenido sabiendo que este tendrá una corta expectativa de vida.

 

La dinámica de Twitter se basa en reacción inmediata a lo que está pasando

 

Entre los diferentes formatos ofrecidos por Twitter a la hora de compartir contenido podemos encontrar:

 

    • Hilos: este es un formato que ha venido tomando mucha fuerza recientemente en Twitter. Consiste en encadenar varios tuits para transmitir un contenido más extenso, que al final puede ser leído por los seguidores como una secuencia completa. Cada tuit funciona como una pequeña escena dentro de un episodio.
  • Momentos: un Momento de Twitter es una colección de tuits relacionados con un tema específico, no necesariamente creados por el mismo autor. Podemos pensar en un Momento como un álbum donde cada tuit vendría a ser una fotografía. Este formato ofrece una navegación diferente a la manera convencional de ver los tuits, además de ser una experiencia a pantalla completa (en el caso de la aplicación móvil).
  • Video en vivo: desde finales de 2016 se habilitó la opción de transmitir video en vivo directamente desde la aplicación móvil de Twitter, gracias a una integración con Periscope, una app de la que ya hemos hablado bastante en Tendencias Digitales. Como vimos en nuestro módulo de contenidos, el video en vivo es una herramienta muy importante dentro de una estrategia de marketing digital.
  • Encuestas: este también es un formato que ha tomado mucha relevancia entre los usuarios de Twitter, desde su aparición en 2015. Consiste en publicar un tuit proponiendo diferentes opciones por las cuales las personas pueden votar durante un lapso de tiempo seleccionado por quien lo publica (entre 5 minutos y 7 días). Al final, los resultados se muestran en el mismo tuit y los que hayan votado pueden recibir una notificación de la aplicación en su celular indicando que la encuesta ha finalizado.

 

En resumen, Twitter ofrece herramientas variadas para ofrecer contenido interesante a nuestro público. Se requiere un nivel alto de respuesta en tiempo real y de conexión con el tipo de conversación que la gente espera de una marca en esta red social. Con paciencia, observación y mucha creatividad, se pueden obtener resultados muy positivos dentro de una estrategia de marketing digital.

 

Y así concluimos esta lección. Para seguir avanzando en nuestro Curso de Marketing Digital, vamos a hablar en la próxima lección sobre otra de las grandes redes sociales del mundo digital, enfocada completamente en contenido de video y que ha revolucionado la industria del marketing, generando nuevos formatos, celebridades que se consideran fenómenos y controversiales modelos de negocio: YouTube. ¡No te la pierdas!