El branding es la personalidad de una marca, aquello qué la identifica y la hace diferente a las demás. Como cada individuo tiene una personalidad única, cada marca tiene un carácter que la distingue.

Está compuesto por elementos gráficos, textuales y experienciales (cómo se ve, qué dice y cómo hace sentir a quienes interactúan con ella), se encuentra presente en todas partes, en distintos lugares, de distintas formas, es parte de la vida de una marca. Es una herramienta que ayuda a generar confianza e identidad, teniendo un propósito.

Los consumidores no se enamoran de un producto, si no de lo que la empresa representa, encontrando una conexión emocional con las marcas; muchas de las decisiones de compra tienen potentes conexiones emocionales, la clave para que ellas tomen valor, parte de integrarlas en la misma definición del propósito, la promesa y la personalidad de la marca, así como en los beneficios que ofrece. 

Es importante identificar los diferentes tipos de branding que existen y así aplicarlos de manera correcta para alcanzar el éxito que se espera.

Construir una marca, es intentar llegar a la mente de tu consumidor.

El porqué, el cómo y el qué del branding

 

Para hacerlo un poco más fácil nos debemos plantear un por qué, un cómo y un qué. Si tenemos los tres bien estructurados logramos un buen proceso.

¿Por qué?

La razón del negocio es a través de la marca, es la base para construir un significado orientado a identificarse con un segmento de la población. ¿Por qué debería importar a alguien? ¿Para qué está en este mundo?. 

¿Cómo?

De qué manera se dirige a la gente, cómo se comporta y qué tipo de relaciones construye. En el cómo se edifica una cultura propia, relaciones hacia el interior y hacia el exterior. De cómo nace la base para los mensajes y actos que la marca da y es.

¿Qué?

La oferta de lo que la empresa ofrece, se especifica si son productos o servicios (no es tan relevante, pero es importante).

Facilitan el entendimiento por parte del consumidor de su propuesta de valor.

 

12 arquetipos en el branding 

 

  1. El Inocente (optimismo, candidez): McDonalds
  2. El Sabio (certeza, pureza): CNN
  3. El Creador (visión, creatividad): Lego
  4. El Héroe (amante del reto, orientado a resultados): Nike
  5. El Gobernante (poder, responsabilidad): Rolex
  6. El Amante (deseo): Martini
  7. El Cuidador (protección): Volvo
  8. El Hombre Corriente (pertenencia, dependencia): IKEA
  9. El Bufón (divertimento): Fanta
  10. El Fuera de la Ley (rebeldía): Harley Davidson
  11. El Mago (poder transformador): Axe
  12. El Explorador (independencia, descubrimiento): Jeep

 

Por: Catalina Rojas Santos

Directora de arte

SM Digital