Un buen primer paso para crear o renovar tu próximo sitio web es entender qué se espera lograr con él. Dependiendo de este objetivo y entendiendo para qué ingresarán tus usuarios a tu sitio, podrás definir qué tipo de sitio web es el que tu marca necesita.

 
Si quieres conocer cuál es la mejor plataforma para desarrollar tu tienda virtual descarga aquí una guía práctica.

En esta pequeña guía encontrarás los 3 tipos de sitios web más comunes y qué elementos deberías tener en cuenta, según su tipo, para hacerlo más efectivo y lograr los resultados que te propongas.

 

1. Sitio web informativo:

 

Un blog puede ser una de las mejores herramientas para tu empresa como sitio web informativo.

 

Como su nombre lo dice, este tipo de sitios son aquellos que tienen como único objetivo informar a sus usuarios.

Una de las métricas más comunes por las que se suele medir la efectividad de un sitio web informativo, es el tiempo de permanencia del usuario en él, demostrando su capacidad de retener a la audiencia con buen contenido.

Además, no solo se trata de que se queden en tu sitio por mucho tiempo, también necesitas que vuelvan a él, por lo que mantener una frecuencia de publicación constante te permitirá permanecer relevante para tu público.

 

3 secciones clave en un sitio web informativo:

Productos y servicios: aunque de apariencia obvia, esta sección debe resumir de una manera atractiva qué hace tu empresa o marca y qué pueden esperar tus potenciales clientes de ella.

Quiénes somos: comúnmente usada para publicar los típicos mensajes de misión y visión que se quedaron en la primera década de los 2000. Puedes usar este espacio creativamente para definir a tu marca expresando toda su personalidad.

Blog: es la sección más importante de todo sitio web informativo. Es en donde se debe publicar periódicamente artículos y entradas que sean relevantes para tu audiencia, que representen un valor agregado para ella, que posicionen a tu marca como conocedora o experta y que ayuden a que más usuarios te encuentren fácilmente en los buscadores.

 

2. Sitio web para captación de leads:

 

El sitio web de tu empresa puede ser una excelente herramienta para recolectar leads.

 

Este es el tipo de sitio web que necesitas si deseas obtener más información de quienes lo visitan, para iniciar procesos de relacionamiento que puedan beneficiar tus ventas y que entreguen valor agregado a tus clientes.

Un lead, por definición, es ese potencial cliente que de alguna manera ha demostrado interés en tu marca, tus productos o tus servicios. Es decir, un lead es un contacto de altísimo valor con el que podrías conseguir mejores resultados, con un esfuerzos de mercadeo más inteligentes.

Los leads más comunes que captan este tipo de sitios web son los datos de correos electrónicos, para crear futuras estrategias de email marketing; los números de teléfono para llamadas de venta o marketing por WhatsApp/SMS; y toda información que permita catalogar el nivel de interés del usuario.

3 elementos clave en un sitio web de obtención de leads:

Promesa única de valor: una breve pero contundente frase que resume qué hace tu marca y por qué es diferente a las demás. Sirve para hacer entender rápidamente a un nuevo visitante, a qué se dedica tu marca y por qué debería estar contigo. 


Llamados a la acción con formularios: consciente o inconscientemente tus usuarios están esperando a que les digas qué hacer. Los llamados a la acción guían la navegación de los visitantes de tu sitio para que logren las acciones que tú necesitas, como por ejemplo, llenar un formulario con sus datos.


FAQS: intenta reducir las posibles inseguridades de tu audiencia al máximo utilizando una sección de preguntas frecuentes que ayuden a despejar todas las dudas que puedan tener tus usuarios.

 

3.  Sitio web transaccional:

 

Un sitio web te puede facilitar a ti y a tu cliente el proceso de compra.

 

Un sitio web transaccional es aquel que tiene como objetivo lograr un intercambio de bienes directamente en él. Como por ejemplo, una tienda en línea.

El éxito de estos sitios, también llamados ecommerce o de comercio electrónico, se basan en el aplicar el conocimiento de diseño, no para lograr resultados únicamente estéticos, sino también para garantizar una buena experiencia de principio a fin.

Desde las medidas de aislamiento social tomadas a partir de la pandemia por Covid-19, este tipo de sitios han experimentado un crecimiento considerable, por su uso como complemento o reemplazo de las tiendas físicas. 

 

3 elementos clave en un sitio web transaccional:


Popups: pequeñas ventanas de aparición sorpresiva en primer plano que sirven para llamar la atención de un usuario que navega tu sitio. Utiliza estos popups para comunicar promociones imperdibles, eventos de marca o para ofrecer descuentos a cambio de suscripciones.

Filtros: una de las mayores frustraciones de los usuarios de sitios transaccionales, es no poder encontrar rápidamente lo que buscan. Facilita la tarea de tus usuarios utilizando filtros de búsqueda que ayuden a reducir el rango de búsqueda, aumentando las posibilidades de éxito.

Thank you page: es un elemento clave para convertir una venta recién hecha en una posible segunda venta. Una thankyou page es ese pequeño mensaje de agradecimiento que un usuario recibe al finalizar una compra. Utiliza este espacio de relacionamiento con tu cliente, para ofrecer beneficios para futuras compras o productos relacionados con su historial de compras.

 

Por:

SM Digital.

 

¿Quieres construir un sitio web que genere resultados?

En SM Digital somos expertos en desarrollar sitios que ayuden a cumplir los objetivos de tu marca, con pensamiento estratégico y con servicios que ayudan a su optimización para convertirlo en uno de tus activos más importantes.

 

¿Estás listo?