Impresión 3D: productos al instante.

No más inventarios ni logística. La impresión 3D permitirá imprimir cualquier producto, en miles de materiales diferentes, de forma inmediata.

Impresión 3D: productos al instante.

Imagina poder imprimir cualquier producto o repuesto inmediatamente, estando en casa con solo oprimir un botón, o simplemente desde una tienda cerca a tu casa. Eso es lo que trae la impresión 3D, una nueva forma de fabricar cualquier producto en diferentes materiales mucho más allá del plástico. Las industrias ya no van a necesitar inventarios ni logística. Ya no más proveedores de recambios. Con esta nueva tecnología, se pueden producir esas réplicas de manera rápida, ágil y variable.

Si bien las impresoras 3D son máquinas que realizan impresiones o reproducciones en tres dimensiones a partir de un modelo informático, su funcionamiento es similar al de una impresora tradicional, con la diferencia de que el inyector y el cabezal trabajan en tres dimensiones: XYZ.

El software que se utiliza es un modelo 3D que está dividido en capas de un milímetro de espesor. Las impresiones se hacen capa por capa, demorando un tiempo diferente de acuerdo con la complejidad de la pieza, en los siguientes pasos:

Pasos para hacer una impresión 3D.

Además de ser utilizada para la producción de joyas, ropa, zapatos y juguetes, la impresión 3D está tomando fuerza en otros campos. Por ejemplo, en medicina están investigando materiales que permitan la fabricación de tejido óseo y muscular a través de esta tecnología.

Con esto, en unos años, las impresoras 3D lograrán el ahorro en los procesos industriales, de ensamblaje, energéticos y de materiales de desecho; además de contribuir en medicina, cultura, educación, construcción y alimentos. Sin embargo, hay tanto beneficios como problemas:

 

VENTAJASDESVENTAJAS
Diversidad de productos.Menos puestos de trabajo en manufactura.
Diferentes prototipos rápidamente.Uso malintencionado como creación de drogas y armas de fuego.
Reducción de costos de producción y transporte.Difícil control del derecho de propiedad intelectual.
Productos personalizadosLargos tiempos de producción para grandes cantidades.

 

Sin más, ahora se visualiza que la tendencia a futuro de la impresión 3D esté en las empresas. Pero, así como pasó con el fenómeno de los smartphones, esto podría cambiar gracias a la competencia tecnológica de las grandes compañías que comercializan este tipo de productos.

Según los resultados de un estudio realizado por EY este año, la demanda de impresoras 3D viene principalmente de los sectores automotriz, aeroespacial, plástico, mecánico, ingeniería de planta, electrónica, farmacéutico y médico.

La impresión 3D contribuirá con prótesis especiales en la medicina.

La investigación se hizo a 900 compañías de 12 países distintos, encontrando que el 24% de las empresas ya habían utilizado la impresión 3D y el 12% tiene pensado usarla. Lo que demuestra que esta tecnología no ha sido implementada por muchos negocios pero puede ser usada para tomar ventaja en los mismos.

Sin más, las dificultades que se encontraron para adoptar esta tecnología en los negocios fue en un 40% el elevado precio de las impresoras 3D, en un 28% la falta de conocimiento en su uso o aplicación y en un 20% el alto costo de los materiales y servicios. Y es que, por ahora, el precio de las impresoras 3D varía entre $1.400 y $3.400 dólares.

 

Si quieres conocer más sobre los autos autónomos y el papel que jugarán en los negocios, no dudes en ir al Technow de este próximo 7 de septiembre.