El posicionamiento en buscadores es en parte ciencia, arte y mucha persistencia, pero al final todo se resume en tener un buen contenido, que sea actualizado con frecuencia, que el sitio este construido de forma tal que sea amigable a los motores de búsqueda, posterior a eso es importante realizar acciones de optimización que permitan mejorar la relevancia del contenido dentro del motor de búsqueda, asociado a las palabras claves que la empresa desea posicionar.

 

Iniciemos por definir que es SEO (Search engine optimization), hace referencia a un conjunto de técnicas que se realizan para que un sitio web mejore la posición dentro del ranking de resultados de los motores de búsqueda y cada vez se acerque más y más a los primeros lugares.

 

Para entender el SEO, es necesario conocer primero como funciona Google, que es el motor de búsqueda más usado en el mundo. A continuación presentamos el siguiente video que ayuda a entender este proceso de una forma simple (Recomendamos ver desde el minuto 2:00 – 6:10)

 

 

De acuerdo al funcionamiento del buscador, las gestiones de SEO buscan hacer amigables los sitios web al buscador de forma tal que las páginas mejoren constantemente su pagerank.

 

Las prácticas más comunes que ayudan al SEO son:

 

    • Contenido relevante

 

    • Buen manejo de keywords

 

    • Construcción de Links

 

    • Actualización constante del contenido

 

    • Estrategia coherente en el tiempo

 

    • Uso de buenas practicas

 

  • Generación de trafico

 

sm-digital-blog

Existen otros elementos que también influyen en el posicionamiento como los es la similitud que existe entre el nombre del dominio y las palabras claves, como por ejemplo; una empresa cuyo dominio sea www.jeansymoda.com cobra relevancia para la palabra Jeans.

 

¿Qué aspectos se deben tener en cuenta al momento de implementar acciones de SEO?

 

    • Seleccionar las palabras claves más relevantes.

 

    • Conocer el público, pensar como el público, buscar como ellos.

 

    • Investigar el nicho.

 

    • Investigar la competencia.

 

    • Diferenciarse del resto.

 

    • Medir los resultados constantemente.

 

    • Evolucionar antes que el resto.

 

    • Arriesgarse a estar donde la competencia no está.

 

  • Intervenir el código

 

Por último no olvidar que cualquier acción de SEO sin un buen contenido y que no sea actualizado de forma periódica termina siendo esfuerzos inválidos.
 

Escrito por: Andrés Sierra
Director General SM Digital – SM Group
Twitter: @sierrav